casas prefabricadas

Preguntas frecuentes sobre casas preindustrializadas HAUSSMART

Posted Leave a commentPosted in BLOG DE CASAS PREFABRICADAS

¿Estás pensando en hacerte una nueva vivienda? Las casas prefabricadas se postulan como una buena alternativa a las tradicionales por sus innumerables ventajas. Sin embargo, en Haussmart queremos que te sientas tranquilo y conforme con tu decisión. Por eso, vamos a responder a ciertas dudas frecuentes para que puedas considerarlas como opción.

¿Son tan estables las casas prefabricadas o preindustrializadas HAUSSMART como las casas tradicionales?

No, son mucho más estables y seguras  gracias a su estructura de acero especialmente diseñada, que responde muchísimo mejor ante la acción del viento, movimientos de tierras y seísmos (que siempre existen, no solo en la fase de asentamiento). Las casas prefabricadas/preindustrializadas HAUSSMART tienen una vida útil mucho mas longeva debido a que aislamos e impermeabilizamos las viviendas por fuera. De este modo, por un lado evitamos cualquier tipo de puente térmico, y por otro queda toda la estructura totalmente protegida de las inclemencias del tiempo; a diferencia de las de obra tradicional, que aíslan por dentro dejando la estructura mucho más expuesta a la intemperie  y generando puentes térmicos hacia el interior.

¿Son más costosas que las casas tradicionales?

No. De hecho, si comparamos dos viviendas iguales -una prefabricada/preindustrializada HAUSSMART y la otra tradicional-, la prefabricada/preindustrializada HAUSSMART es capaz de ofrecer mucha mayor calidad gracias a la optimización de los recursos y su planificación y a la reducción del tiempo de ejecución. Así podríamos incluso decir que por el mismo presupuesto obtenemos un producto de mucha más calidad. No obstante, siempre habrá que considerar las particularidades de cada vivienda concreta.

¿Qué características debe tener el terreno?

Lo primero que has de hacer es encontrar una parcela edificable que responda a tus exigencias en cuanto a servicios, proximidad al trabajo y otros factores que sean importantes para ti. Lo demás dependerá de las condiciones que aparezcan definidas en la ficha urbanística que puedes pedir en el ayuntamiento. Aspectos como los metros edificables y las alturas máximas se determinan en este documento. La elección de la parcela tendrá que depender de cómo quieres que sea tu casa.

Ten en cuenta también que la calidad de la tierra y la inclinación del terreno influirán en el proceso de construcción elijas el sistema constructivo que elijas.

HAUSSMART, además, ofrece un servicio altamente profesional para ayudarte en la elección del mejor terreno para tu nuevo proyecto. De este modo, y al controlar todo el proceso desde el inicio, es mucho más fácil cuadrar todo el conjunto: presupuesto total del proyecto vs necesidades y requisitos. Y en eso precisamente se basa nuestra metodología EQUILYBRIUM.  Esta hace que durante todo el proceso, que además es infinitamente más corto, nuestros clientes tengan una sensación de mayor control. Y que por tanto disfruten como se merecen de todo el proceso. Precisamente esto es lo que nos hace sentir más orgullosos de nuestro trabajo.

¿Dónde pueden ubicarse estas casas prefabricadas o preindustrializadas HAUSSMART? ¿En terreno rústico o urbano?

Podemos colocar una casa prefabricada en terreno urbano, tal y como haríamos con una vivienda tradicional. Será necesario cumplir con las autorizaciones administrativas, el proyecto técnico visado y las licencias municipales pertinentes, además de con el CTE. Actualmente, HAUSSMART ya cumple con las exigencia europeas en materia de consumo energético casi nulo previsto para el año 2030.

En el caso de que quieras construir tu casa en terreno rústico, habrá que ir al ayuntamiento al que pertenece la parcela para consultar si es posible y qué permisos hay que obtener. Todo dependerá de la normativa urbanística del lugar.

¿Es posible conseguir financiación para la construcción de casas prefabricadas o preindustrializadas HAUSSMART?

Es cierto que algunos sistemas de preindustrialización como los sistemas modulares 100% offsite no están bien vistos por la mayoría de entidades, que no quieren financiar todo lo que no este montado en obra. Sin embargo, puedes hipotecar tu casa prefabricada/preindustrializada HAUSSMART igual que harías con una tradicional. Además, podrás optar a los nuevos productos hipotecarios llamados hipotecas verdes o GREEN MORGATE que todas las entidades están empezando a comercializar. Estas se basan, en que debido a que vas a pagar muchísimo menos en tus facturas de suministros, lógicamente tendrás más dinero. Y esto es precisamente lo que están viendo con muy buenos ojos, por lo que te darán mejores condiciones en tu nueva hipoteca verde.

¿Qué licencias se necesitan para construir una casa prefabricada o preindustrializada HAUSSMART?

Los trámites necesarios para la construcción de casas prefabricadas/preindustrializadas Haussmart son los mismos que los de las viviendas tradicionales. Necesitarás la licencia de obra mayor que puedes obtener en el ayuntamiento, pero no te preocupes. Nuestros técnicos se ocupan de absolutamente todos los tramites necesarios.

¿Cuáles son los tiempos de construcción?

Entre 4 y 6 meses aproximadamente. No obstante, dependerá de las características de cada proyecto y del nivel de personalización que busques.

¿Requieren un mantenimiento especial?

No, las casas prefabricadas HAUSSMART están pensadas para que tengas que hacer el mínimo mantenimiento posible. Además, usamos materiales especialmente diseñados para que los disfrutes durante muchos años sin tener que preocuparte más que por la limpieza, que además es muy sencilla.

En este artículo hemos querido resolver algunas dudas que puedes tener respecto a las casas prefabricadas HAUSSMART. Contacta con nosotros si tienes más preguntas.

casas prefabricadas

Afinando conceptos: diferencias entre casas prefabricadas y casas preindustrializadas

Posted Leave a commentPosted in BLOG DE CASAS PREFABRICADAS

Hoy en día la forma tradicional de construcción de “ladrillo y cemento” está dejando paso a una construcción más industrial -que más adelante veremos que da lugar a las casas preindustrializadas- incrementándose enormemente año a año el volumen de este tipo de construcciones.

Los procesos industriales cada vez tienen más fuerza en el mundo de la construcción, evolucionando técnicas de milenios de años de utilización, y equiparando el nivel tecnológico de este sector anclado en el pasado a nuestra sociedad actual digital-industrial.

Sin embargo, hay ciertos matices importantísimos tanto en los procesos industriales como en  los productos finales obtenidos, así como en su consideración urbanístico-legal, que nos permiten diferenciar en dos familias dentro del mismo grupo: prefabricadas y preindustrializadas.

¿Qué diferencias CONSTRUCTIVAS existen entre casas prefabricadas y preindustrializadas ?

En ambos casos la aportación de la industria tanto en los procesos constructivos como en los propios materiales constructivos es mayoritaria, aunque en el caso de las prefabricadas es prácticamente total.

De esta forma, las casas prefabricadas vienen acabadas de fábrica, formando un sistema constructivo completo que engloba suelo, techo y paredes totalmente acabados. Conforman así un espacio cerrado y supuestamente habitable, que con una grúa plantan sobre el espacio designado del solar.

Las casas preindustrializadas son un concepto totalmente diferente a nivel constructivo, ya que parten de la base de que la casa viene de fábrica “a partes”, normalmente en formatos de gran tamaño que después se ensamblan en obra para realizar el acabado final también “in situ”. Esto evita posibles desperfectos ocasionados en el transporte y colocación de la casa, evitando el uso de grandes grúas y transportes especiales.

Dentro de las casas preindustrializadas Haussmart, hay diferentes grados de industrialización que definimos en función de cada proyecto, desde paneles de fachada completos, con ventanas, aislante térmico y acabados interiores (normalmente de pladur) a exteriores (normalmente cerámicos) incorporados. Los paneles estructurales pueden estar ya montados a falta de ensamblar en obra para la posterior colocación de ventanas , aislantes, y diferentes capas de acabados, o a montar en obra y ensamblar. Eso nos permite tener un grado máximo de optimización de todo el proceso y todos los elementos consiguiendo un producto final muy equilibrado.

¿Qué diferencias en DISEÑO existen entre casas prefabricadas y preindustrializadas ?

Las casas prefabricadas muy difícilmente pueden incorporar cualquier cambio solicitado por el cliente o por la normativa exigida. Son un producto de “catálogo” con unas características inamovibles debido a la propia filosofía y funcionamiento de las industrias, ya que se modificaría constantemente la “cadena de montaje” y se perdería la esencia de lo industrial. Por lo que las características de la vivienda siempre serán las mismas para un clima que para otro.

Las casas preindustrializadas Haussmart, al no tener un grado de industrialización tan radical, sí permiten una personalización exhaustiva, tanto de las necesidades espaciales del cliente como de la estética y las calidades y tipos de materiales utilizados. Por tanto, podemos hablar de que son casas hechas “a medida” pero manteniendo todas las ventajas de este tipo de construcciones.

casas prefabricadas

(Gracias a la personalización de las casas preindustrializadas Haussmart, hacemos lo posible por respetar las características orográficas del terreno)

De este modo se pueden diseñar viviendas mucho más adaptadas al clima específico de la zona, puesto que la cantidad de aislante térmico se puede reducir o aumentar. Hay también una mayor libertad para que todo el equipo Haussmart plasme los deseos y necesidades individuales del cliente, haciendo del “viaje” de hacerse una casa una experiencia mucho más personal que va más allá de escoger un producto acabado de una tienda, con una gama de colores a elegir.

La casa preindustrializada pues, será una vivienda única y especial, adaptada al gusto del cliente, con una capacidad de diseño casi infinita y con la opción de reducir costes en ciertos elementos o aumentarlos según las propias prioridades del cliente.

¿Qué diferencias a nivel LEGAL existen entre casas preindustrializadas y prefabricadas?

En los últimos tiempos hemos visto cómo han proliferado construcciones prefabricadas sobre todo en zonas rurales o terrenos que son urbanizables. Alegando que este tipo de construcciones pueden ser móviles (muchas de ellas incluso tienen ruedas), se ha intentado aprovechar este vacío legal, aunque no cabe pasar por alto que al final necesitan unos desagües y una cimentación, con lo cual en realidad son “propiedades inmuebles”.

Este hecho no ha pasado por alto a las administraciones públicas, y tanto muchos ayuntamientos como organismos de comunidades autónomas han modificado sus normas urbanísticas,   prohibiendo de forma explícita este tipo de construcciones. Por tanto, podemos afirmar que en la mayoría de lugares son construcciones ILEGALES.

Además, aunque urbanísticamente se permita, la gran mayoría de ocasiones son igualmente ilegales, ya que por un lado no cumplen la normativa en eficiencia energética por escaso aislamiento debido a la gran variabilidad de requisitos según la zona climática; además, también es muy difícil que cumplan con la normativa de habitabilidad para ser consideradas como una vivienda, puesto que esta varía enormemente según la comunidad autónoma.

En contraposición, la vivienda preindustrializada a nivel legal es una vivienda a todos los efectos, con un proyecto de arquitecto, una licencia de obras y posterior escrituración en notario y registro de la propiedad.

Conclusiones

Como hemos visto, a pesar de que prefabricado y preindustrializado puedan parecer sinónimos, implican construcciones muy diferentes en su concepto, materialización y consideración legal. Mientras la casa prefabricada resulta un producto inamovible de “catálogo” y alegal, las casas preindustrializadas son productos a medida, adaptables, personalizables por el cliente y según condicionantes, además de legalizables.

render haussmart

5 Preguntas frecuentes sobre Haussmart

Posted Leave a commentPosted in BLOG DE CASAS PREFABRICADAS

¿Estás interesado en las casas prefabricadas Haussmart? En el post de hoy respondemos cinco preguntas frecuentes que puede que te hayas hecho.

¿En qué terreno pueden ubicarse las casas prefabricadas?

Lo ideal es poder definir la mejor opción dentro del conjunto global del proyecto. No obstante, una vivienda Haussmart puede adaptarse a cualquier tipología de terreno (o edificio existente, en el caso de las remontas), independientemente del tamaño y la topografía.
Habrá que tener en cuenta la normativa urbanística, que sí que incidirá en la forma y la tipología de la casa.

¿Cuál es el tiempo de construcción de las casas prefabricadas?

Nosotros concretamos un plazo y precio cerrados una vez tenemos los primeros planos y antes de empezar. Para calcular el tiempo de construcción, tendremos que contar varias fases:

– Aprobación de los planos del cliente, que lleva entre 30 y 45 días.
– Solicitud de la Licencia Municipal de Obras. Esta fase es la más incierta, aunque es verdad que muchos ayuntamientos dan una estimación de lo que pueden tardar.
– Ejecución, una fase que va directamente determinada por la complejidad del proyecto y la preparación previa del terreno.

Para que te hagas una idea, podemos decirte que tardaríamos entre 4 y 6 meses en terminar una casa de 200 m2 y dos plantas.

¿Qué materiales se utilizan?

Por norma general, haremos una cimentación de hormigón armado. Solo haríamos cambios al respecto si apreciamos una posible mejora.

Acto seguido elaboramos una estructura metálica combinando acero en caliente y acero en frío preformado. Este tipo de estructuras tiene varias ventajas:

– Es flexible.
– Permite libertad en el diseño.
– Sirve para mejorar el sistema de aislamiento.
– Los pisos que lo tienen pesan menos.

Se hará el montaje en obra o taller, según convenga. Y por último se añadirán capas aislantes e impermeables que garanticen la estanqueidad de la casa. Servirán también para asegurar una baja necesidad de mantenimiento.

¿En base a qué se establece el precio de las casas prefabricadas?

A la hora de idear cada proyecto, tenemos siempre en cuenta todos los gastos que va a tener que afrontar el cliente. Esto incluye impuestos e IVA, gastos del edificio, acabados, vallado exterior y otros relacionados con la vivienda y gastos notariales.

Nuestro objetivo es no salirnos del presupuesto de cada cliente. Así sabemos que estará tranquilo y disfrutará de la experiencia.

¿Cómo es la experiencia de hacerse una casa Haussmart?

Queremos que nuestros clientes disfruten de hacerse una casa de una forma distinta a lo habitual en el sector. Por eso aplicamos nuestra metodología Equilybrium ®, pues lo más importante es que nuestros clientes tengan control total del presupuesto y estén informados sobre todos los pasos.

Contamos por ello con asesoramiento en varios ámbitos: legal, financiero, tributario y en interiorismo y paisajismo. Así, con la ayuda de profesionales, todo el mundo puede encontrar en nuestras casas prefabricadas una vivienda adaptada a sus necesidades, deseos y presupuesto.

¿Tienes más dudas? Contacta con nosotros y te explicaremos todo lo que quieras saber sobre las casas prefabricadas Haussmart.

casas prefabricadas haussmart

Rompiendo mitos: La evolución de las casas prefabricadas

Posted Leave a commentPosted in BLOG DE CASAS PREFABRICADAS

A día de hoy hay muchos prejuicios creados alrededor de las casas prefabricadas. Sin embargo, este tipo de construcción ha evolucionado enormemente desde sus orígenes en el siglo XIX. Por eso, en este artículo nos proponemos romper mitos que distan mucho de la realidad.

¿Cuál es el origen de las casas prefabricadas?

Los orígenes de este sistema van evidentemente ligados a la evolución de la industria. Así, a finales de la 1ª Revolución Industrial, a mediados del s.XIX, gracias a la mecanización de las serrerías y la producción en serie de clavos, se hizo posible que a muchas de las personas que empezaron a emigrar a Australia se les proporcionara un kit de construcción para establecer allí su vivienda. Igualmente, en Chicago se desarrollaron grandes y pequeños edificios con entramados prefabricados de madera.

Un punto de inflexión en el desarrollo de las casas prefabricadas fue la Segunda Revolución Industrial. Tuvo lugar a finales del siglo XIX y principios del XX con la producción en serie. Paralelamente se inició lo que hoy llamamos “arquitectura moderna” a partir de la disponibilidad de materiales como el acero y el vidrio, dejando de estar la construcción limitada a la piedra, ladrillos y madera.

Otro momento clave fue el fin de la segunda guerra mundial. En las zonas devastadas de Europa, y sobre todo de Japón, se construyeron ingentes cantidades de casas prefabricadas de acero. Esto se debía a la urgencia de dotar a todas estas personas de viviendas de calidad en el menor tiempo posible.

Un buen indicador de la evolución de las técnicas y materiales durante el pasado siglo es el aumento de consumo de acero, de 78 Tn en 1900 a las 728 Tn en el año 2000. Esto supone un incremento de casi un 2.700%.

Así como decimos que el s.XX fue el siglo el acero, teniendo en cuenta la evolución de este material hacia el acero ligero galvanizado y otras aleaciones, podemos afirmar que el s.XXI será el siglo del “acero inteligente”

¿Y ahora? ¿Cómo son las casas prefabricadas actuales?

Ya en la década de los 70, en Estados Unidos, las casas prefabricadas empezaban a ocupar un lugar importante en la construcción de viviendas y llegaron a su momento de máximo esplendor. Estas viviendas ya no eran solo una solución puramente funcional: ahora podían convertirse en un verdadero hogar.

Fue a partir de entonces cuando empezaron a trasladarse a otros países como Canadá, Alemania e incluso España. No es de extrañar, pues, que este tipo de viviendas haya ido cobrando cada vez más importancia. De hecho, en los últimos años la demanda ha ido en aumento, sobre todo a causa de los precios, más económicos que los de las casas tradicionales, y de sus altas prestaciones.

A día de hoy , la construcción en acero ligero en Estados Unidos abarca el 25% de las construcciones del país.

Materiales de mejor calidad

En sus inicios, las casas prefabricadas se elaboraban con materiales baratos como la chapa o la madera, sin ninguna garantía industrial. Hoy en día, los materiales utilizados provienen de industrias reconocidas. Estas cumplen con las normas de calidad total ISO 9000 y las certificaciones IRAM. En el caso de los perfiles de acero galvanizado, cada uno de estos trae impresa la fecha de producción de cada partida, la bobina de acero exacta con su respectiva fecha de fabricación y los operarios a cargo durante esa determinada fecha.

Más resistentes

Gracias a los avances de la tecnología, estas casas son a día de hoy igual de resistentes o más que las tradicionales. Pero tienen mucho menos peso. Esto, unido a la flexibilidad del acero y el sistema de entramado, es recomendable para zonas con riesgo de terremoto.

Además, reducen las patologías y problemas de la “obra convencional” de ladrillo y hormigón. Es el caso de grietas y fisuras, además de problemas de humedades por filtraciones y capilaridad.
Más grandes y con más estancias

En sus orígenes, una casa prefabricada solía ser una vivienda pequeña y con pocas estancias. Sin embargo, este concepto quedó muy atrás, y ya es hora de desterrar esta idea. Las casas prefabricadas de acero permiten una gran flexibilidad de diseño. Las aberturas y luces son mayores que en las soluciones de madera y hormigón. Además, no existen o se minimizan los pilares.

De hecho, tienes total libertad para personalizar tu casa prefabricada. De esta forma puedes adaptarla totalmente a tus necesidades.

El salto a las casas inteligentes

Como ya habrás visto, en un inicio estas viviendas eran sencillas, puramente funcionales. Ahora, en cambio, podemos hablar de casas inteligentes. Muchas de estas casas prefabricadas están equipadas con tecnología, por lo que te hacen la vida mucho más fácil y cómoda. Además, tienen un diseño inteligente para captar la mayor cantidad de energía posible.

Sostenibilidad

La sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente han adquirido creciente importancia con el paso de los años, también en el sector de las casas prefabricadas. De hecho, existe una normativa europea referente a la eficiencia energética que deberá ponerse en práctica a partir de 2020. Este sistema ya la cumple, pues utiliza aislamientos térmicos y acústicos superiores a los convencionales, lo que lo hace apto para cualquier clima y reduce en forma significativa los gastos de energía en calefacción y aire acondicionado

Además, al fabricar este tipo de casas hay un mayor control de los residuos, puesto que apenas se generan.

La construcción de casas prefabricadas de acero se presenta como la solución tecnológica que mejor respuesta ecológica da a la preservación. Se suplanta la madera (recurso lentamente renovable) y el hormigón (recurso finito) por el acero, material reciclable por excelencia.

Como habrás podido ver, las casas prefabricadas han experimentado grandes mejoras desde que empezaron su recorrido. A día de hoy, solo el concepto se asemeja a lo que podríamos haber encontrado en el siglo XIX; el resultado, no obstante, es infinitamente mejor.

Actualmente, este modelo de construcción es comparativamente superior al tradicional en términos de calidad. Como valor añadido, tiene la particularidad de que el tiempo de construcción es mucho menor. En solo unos meses podrás tener lista tu vivienda sin necesidad de renunciar a la calidad.

Como ves, los prejuicios existentes alrededor de las casas prefabricadas no tienen un fundamento sólido, y desde Haussmart lo corroboramos.

Si estás pensando en hacer tu casa y necesitas asesoramiento, ponte en contacto con nosotros y te haremos la primera entrevista de viabilidad sin compromiso.